VUELTA A LA ANORMALIDAD: TAN EN NICETO

Todo Aparenta Normal

Todo Aparenta Normal (TAN) volvió a las pistas el pasado viernes en Niceto, donde demostró ser una banda que sabe adaptarse a los nuevos tiempos sin perder su esencia.

La alegría que recorre Niceto es como la de aquella primera salida con amigues postcuarentena. En el aire se respira encuentro. Ya era hora: después de meses de abstinencia y un show frustado en octubre, la manija no se aguantaba más. Hubo quienes creyeron que se habían separado y también quienes lo temieron. Pero nada de eso sucedió, y el viernes 22 del 7 del 22, en perfecto capicúa, sus seguidores copan Niceto con muchas expectativas.

Es la primera vez que presentan en libertad las canciones de El Último Abrazo Analógico, ese disco lanzado muy poco tiempo antes del comienzo de la pandemia, casi casi como una premonición.

Cuando salen al escenario, lo primero que llama la atención son los vestuarios, que muestran que el tiempo pasó, y dan lugar a algunas preguntas: ¿mantuvieron el misticismo de ese rock alternativo conectado con el universo o este ha mutado por un renovado indie moderno? La respuesta aparecerá en escena, allí veremos si son solo aesthetics o algo de esto se refleja en el corazón de la banda, que sin dudas tuvo que buscar cómo adaptarse a este nuevo contexto.

TAN
PH Alan Guex

Niceto vibra a un pogo contenido desde hace tiempo. Sin embargo, al principio pareciera como si costara sacarse el polvo. Es que el cuerpo a cuerpo se hizo esperar, y hay que empezar de a poco a restablecer esa conexión.

Es muy cerca del momento en el que Albano abandona los anteojos polarizados de banda de indie moderno, como si fuera un guiño, cuando la banda encuentra la ecualización justa con el público. Eso ocurre en Calendario. De ahí en adelante, florece en su plenitud la mística característica de la banda. Y así las emociones estarán a flor de piel hasta el final.

La decisión de incorporar a Gimena Álvarez Cella está dentro de la renovación. La talentosa música les da un toque de frescura, generando una novedad en el sonido que encaja de manera muy orgánica. Esto es por su habilidad con los sintes, sin dudas —algo de lo tecnogaláctico suma—, pero también por cómo resuena su energía con la del resto. 

El clímax, para la banda, pareciera llegar durante la luna nueva de Mirador, que contó con Cruz Hunkeler, cantante de 1915, como invitado. Ahí se acercan todes a tocar juntes, mirándose entre sí, y se percibe el mayor disfrute y conexión entre elles. Sospecho que este momento fue clave para cargarse de la energía que estaban a punto de necesitar. Es que acto seguido, Nicolás y Juan Pablo Alfieri se acercan a la orilla del escenario con guitarras acústicas, en plan íntimo. 

Todo Aparenta Normal
PH Alan Guex

Al Intentar Destruir se convirtió en un emotivo homenaje a Cristian Calavia, periodista, músico, y más que nada, familia cercana de los Alfieri, que dejó este plano el año pasado y quien, sin duda, hubiera estado en este show. Para poder escuchar, se necesitó del más profundo silencio por parte del público, y así fue. Imposible no ceder al llanto. Fue un momento de mucha emocionalidad y unión. 

Volveremos a levantarnos con Canción Del Desaprendiz (“¡Qué oportuno que sea el siguiente tema!”, pienso al mirar a mi alrededor. ¡Qué difícil para algunos varones cis darle rienda suelta a la emoción más cruda! Al que le quepa el sayo…). También compartieron un tema nuevo, Kintsukuroi, con mucho rock y un título que bien acompaña esta búsqueda de lo profundo y la conexión con la emocionalidad característica de la banda: en japonés, podría decirse que representa el arte de la resiliencia, de la reconstrucción después de una herida emocional compleja. 

Hacia el final, la idea es estallar el pogo, este que se había ido soltando de a poco, y terminar bien arriba. Fue sorprendente que a pesar de los problemas técnicos que atravesaron en Para despedirnos, no se podía evitar saltar: es que ya no importaba nada de nada. El cierre fue perfecto con Vivir los Colores, 20 temas después. TAN volvió recargado y hay rock y sentimiento para rato.

Crónica: Guadalupe Romero Fotos: Alan Guex

COMPARTILO EN redes sociales :

OTRAS NOVEDADES

YE TOCA EN NICETO EL 14 DE OCTUBRE

Ye sigue presentado “Curva”, su primer material de estudio. Esta vez llegan a Humboldt | Niceto Club  (Humboldt 5507) junto a Jorge Minissale y Los impulsores, miembro fundador de Sueter, Trigemino

Ver más »